Como secar los cogollos de marihuana

La forma en la que son tratados los cogollos de marihuana en la cosecha hace una diferencia en la calidad de lo que tendremos al final del día. Para los mega-productores de marihuana medicinal, la máquina de corte puede ser la única solución práctica, sobre todo cuando existe una gran demanda. Pero el manicurado automático – no importa lo bien diseñada que este la máquina – daña algo de la calidad de los cogollos.

Para un principiante, puede que no haya una diferencia evidente cuando se mira un cogollo procesado comercialmente frente a uno que fue manicurado y tratado con amor, pero no toma mucho tiempo aprender a notar la diferencia.

Cuando los cogollos son tratados con habilidad, menos resina es desperdiciada y se potencia el sabor y el aroma. Además, cuando los cogollos se cuelgan cuidadosamente, tienden a secarse de forma más lenta, lo que significa un mejor sabor, aroma y un producto más suave.

Al colgar los cogollos, el aire circula alrededor con más libertad que un estante de secado. El resultado es mucho más agradable.

El manicurado manual puede tomar un poco más de tiempo, pero siguiendo un proceso con un buen nivel de organización, puede ser una forma muy eficiente para manejar sus cosechas medicinales y garantizar la máxima calidad.

Durante los últimos días antes de cosechar la planta, los cultivadores deben cortar las grandes hojas (“hojas de agua”) de las plantas.

Dependiendo del tamaño de la cosecha los siguientes pasos pueden ser realizados en equipo o por una sola persona.

Usando guantes, arrancar las hojas que no tengan muchos tricomas. Desplumar las hojas a mano es más rápido que usar tijeras.

Manejar los cogollos y ramas suavemente. No dejar los cogollos más de 30 minutos en contenedores antes de colgarlos.

Luego, cortar cuidadosamente cualquier follaje restante de los cogollos con tijeras. Este follaje seria la manicura fina, debido a su alto contenido de tricomas pueden ser muy útiles para cocinar o hacer hash.

Asegúrese que los cogollos estén bien atados y tengan espacio entre si para que circule el aire.

Mantenga el aire cálido y seco durante los primeros días después de colgar, y luego permitir gradualmente una temperatura fresca los días finales de secado. NO ventile directamente los cogollos que ningún tiempo de ventilador o aparato de secado.

Cuando las ramas crujan, los cogollos estarán listos para su almacenamiento y consumo.